Bienvenida Tinta Blanca ¿Estáis preparados? | Vinylcolor Digital
1134
post-template-default,single,single-post,postid-1134,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode_popup_menu_text_scaledown,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
post-tintablanca4

Ser Creativo con Tinta Blanca

La revolución en la impresión digital ha llegado y eso es lo que está haciendo exactamente la tinta blanca. Está expandiendo su oferta a nuevos sustratos hasta ahora imposibles.

La tinta blanca abre la posibilidad de expandir la impresión digital ofertando sustratos oscuros e inusuales además de crear efectos especiales.

Para lograr ciertos efectos, la tinta blanca se usa como base para otros colores y varios sustratos, como un color directo para áreas brillantes, como una postcobertura en sustratos claros o transparentes que precisan ser retroiluminados, para permitir nuevos efectos en materiales metálicos, etc.

post-tintablanca2

El reto de nuevos soportes

La tinta blanca es algo más que un nuevo color.

Nos permite abrirnos a una amplia variedad de nuevas aplicaciones y en multitud de sustratos. La tinta blanca puede usarse como base previa a otros colores como un nuevo color; en función del efecto deseado por el cliente.

En un proceso tradicional de impresión, no podemos utilizar una base en blanco por lo que se producen efectos de transparencias o traslúcidos no deseados y que arruinan el diseño imaginado. 

post-tintablanca3

Efectos Especiales

La experimentación y la educación son la base para poder alcanzar todo el potencial de la tinta blanca.

La tinta blanca no debe utilizarse siempre como una “capa” sólida; podemos usar porcentajes de cobertura sin alcanzar una densidad total. Se pueden alcanzar diferentes efectos en función del grado de utilización de la cobertura de tinta blanca.

Por ejemplo, si utilizamos un soporte metálico o espejado, podemos dar cobertura a ciertas áreas del mismo, resultando un efecto de tinta metálica.

Jugando con las intensidades, podremos alcanzar un efecto de ácido o traslúcido. Podemos imprimir sobre un material claro creando un efecto ácido y generando un efecto traslúcido.

En otros casos, una vez impresas una capa de tinta blanca y de color (CMYK) podemos volver a imprimir una nueva capa de blanco para crear una imagen llamativa, brillante y con un efecto de textura que invita a tocar.

Dando un paso más, podemos imaginar una imagen impresa que se ve durante el día; pero si a esa imagen le añadimos unos detalles en blanco en la parte posterior del soporte que tan sólo serán visibles cuando el mismo se retroilumine, podemos generar “imágenes y mensajes ocultos”.

post-tintablanca5

En definitiva, la tinta blanca está ayudando a cambiar el panorama tradicional de la impresión digital, permitiendo la producción de elementos más creativos que ayudan a captar la atención de los potenciales clientes.

¿Te apuntas?, tan sólo tienes que contactar con VinylColor.